Portal de Hipnosis en Español
logo hipnosis

Portal de Hipnosis del Instituto Internacional
Círculo Aleph

El Instituto de Hipnosis más antiguo y prestigiado de Latinoamérica

Búsqueda hipnótica:
logo aleph

Índice de últimos artículos publicados sobre hipnosis, técnicas subliminales y temas afines.

Constantemente se están renovando los artículos. El visitante frecuente encontrará todo lo que necesita sobre hipnosis en forma gratuita. Aceptamos artículos de profesionales de la hipnosis.

Una oportunidad para preguntar, comentar o aportar de manera fácil. Pulsa en el título del artículo para leerlo completo.

El dolor tiene una parte de subjetividad y puede ser atenuado con pensamientos positivos inducidos por hipnosis, de la misma forma que la música puede disipar agudas sensaciones dolorosas, según una investigación médica que establece por primera vez que el dolor no reside en una zona concreta del cerebro.

Cicerón, el orador romano, dijo: "Una vida feliz empieza por la tranquilidad de espíritu". Parece fácil, pero es un reto que ha confundido a los sabios de todos los tiempos. Algunos escogidos han encontrado la respuesta en la meditación que, aunque se ha practicado a través de la historia de la humanidad en los rincones más diversos del mundo, sigue siendo una ciencia esotérica.

Es útil considerar que toda hipnosis es una retroacción. En este momento Roberto está sentado ante mí. Nos estamos transmitiendo montones de información, tanto verbal como no verbal. De todos los mensajes que nos ofrecemos mutuamente, algunos son conscientes, es decir, él y yo sabemos que los estamos ofreciendo, y otros no lo son.

Las experiencias hipnóticas de la primera infancia tienen una enorme significación para la supervivencia, el desarrollo, la educación y la formación de la personalidad del individuo.

Es bien sabido que los niños entran fácil y rápidamente en el estado hipnótico. El único requisito es que se sepa ganar su confianza. Por esto a veces se aconseja a los novicios comenzar su aprendizaje de inducción hipnótica con niños.

La hipnosis utiliza la capacidad de la mente para crear nuevas realidades. Ejemplo interesante y bien documentado de esta capacidad mental proviene de la literatura placebo. En esta investigación, muchos cientos de estudios han demostrado que las creencias de la gente afectan a sus emociones, su comportamiento e incluso a su fisiología.

Todos poseemos un potencial mental mucho mayor del que utilizamos normalmente. Sin embargo, una gran parte de nuestro potencial no es consciente. Otra mente, un enorme poder interior creativo, opera bajo nuestra percepción consciente normal. El reto, si deseamos utilizar nuestro pleno potencial mental, es aprender a abrir la puerta de este vasto mundo interior. Si conseguimos aprender a utilizar tanto la superficie como la profundidad de nuestra mente de una forma productiva, entonces abrimos unas posibilidades enteramente nuevas. La clave está en saber cómo acceder a ese profundo espacio interior. Afortunadamente, el acceso es sencillo. Sólo son necesarios unos conocimientos básicos y unas sencillas técnicas que son comunes a la hipnosis.

Una de las técnicas más comunes de catalepsia es la de los párpados cerrados. En este método usted se sienta cómodamente y mira fijamente algún objeto, como un cuadro o una pared en blanco. Dígase a sí mismo que sus párpados están muy, muy pesados. Continúe mirando fijamente y diciéndose a sí mismo que sus párpados están muy pesados, que desean cerrarse.

Los métodos de inducción son técnicas de concentración. Ayudan a la mente a realizar la transición desde la consciencia exterior activa hasta un estado más tranquilo, más interior.

Existen diferentes tipos de métodos de inducción. Esencialmente, todos ellos desenganchan la mente lineal consciente, moderando temporalmente la marcha de los procesos del pensamiento normal y concentrando la percepción mental. Esto coloca al cuerpo y a la mente en una mejor posición para recibir sugestiones para el trabajo interior.

Toda hipnosis es en realidad autohipnosis; no hay manera de engañarse en cuanto a esto. No es más que una técnica de respuestas condicionadas, un método de utilizar su mente inconsciente para el propio beneficio, un medio de tornarse más receptivo a la sugestión.

Sabemos que la mente puede influir en cualquier órgano del cuerpo, en cualquier síntoma, en cualquier dolencia, en cualquier enfermedad. La convalecencia puede apresurarse mediante una positiva sugestión auto hipnótica, en tanto que una sugestión negativa retarda la recuperación de la salud.

El antropólogo ALBERT MEHRABIAN descubrió que la información que extraemos de una conversación nos llega en un 7% por las palabras, un 38% por el tono de voz y un 55% por el lenguaje corporal. Además, hay que considerar los otros sentidos aparte de la vista y el oído: el olfato, tacto y gusto que también exploran en una comunicación.

En una sesión de hipnosis debemos comunicarnos casi exclusivamente por el tono de voz. El sujeto se siente seguro, con confianza y protegido. La sesión lo deja en un estado de bienestar y seguridad, disminuyendo los sentimientos negativos consigo mismo.

El estado hipnótico es un estado alterado de consciencia. Se caracteriza por una reacción emocional intensificada y por una alta concentración selectiva. Esto es lo que se llama "trance". Algunas corrientes en hipnotismo eluden el término trance, pero lo definen exactamente igual. Es cuestión de definiciones y, a veces, de querer marcar cierta singularidad por asuntos de marketing.
En el caso de hipnosis positiva, estabilizadora, o Ericksoniana (otro tema de marketing) se dan siempre estos componentes.

Hay muchos hechos del pasado que son revividos constantemente sin que los recordemos. Acciones que hacemos en el presente están revestidos de un componente emocional que puede provenir de muchos años atrás.

 Nuestro cerebro registra toda la información que nos rodea, sea que la captemos en forma consciente o inconsciente. Y los sentimientos asociados con experiencias pasadas se graban también, unidos inextricablemente a esas experiencias.

La hipnosis se ha practicado durante siglos bajo distintos nombres; sin embargo, se desconocía cómo se producía el estado de trance. En general, se creía que el hipnotizador tenía un poder especial. Actualmente sabemos que es el propio paciente el que provoca los cambios con la guía del profesional. Dichas transformaciones se ocasionan desde el interior más que desde el exterior. En la última década, los psiquiatras han descifrado el enigma del desencadenamiento del proceso hipnótico en el cerebro y han aparecido tres nuevos conceptos.

La hipnosis no es lo mismo que sueño. Mientras dormimos, la mente consciente permanece inactiva, y tanto ésta como la mente subconsciente son inaccesibles a la sugestión externa. La hipnosis es más bien una suspensión: el cuerpo duerme mientras que la mente permanece totalmente consciente y receptiva.

En casi 40 años dedicado a la hipnosis profesional he leído de muchas estadísticas relacionadas con el porcentaje de personas que son posibles de hipnotizar y sobre quienes no sería posible lograrlo.

Constantemente las personas se autoprograman, enviándose palabras y pensamientos a su fondo mental. Esto puede dar buenas o malas imágenes, buenos y malos programas. "No puedo", "tengo miedo", "no estoy seguro", "no me siento capaz", son algunas de las señales que se envían al receptor de la mente produciendo películas muy negativas y limitantes en la vida.

En esta enfermedad se presentan fenómenos tanto de hiperpatía (respuesta exagerada a un estimulo doloroso) como alodinia (dolor por estimulación, habitualmente indolora), todo ello dentro de un proceso de hiperalgesia músculo-esquelética generalizada.

Las heterosugestiones deben ser lo más universales posibles. Si las sugestiones son muy subjetivas no pueden ser percibidas claramente por nuestro paciente. 
Conviene comenzar con sugestiones que tomen elementos de la experiencia concreta inmediata de la persona. Es más natural responder a cosas que encajan que a cosas que no encajan.

Debido a que la hipnosis es un proceso natural en el ser humano, presentándose en todas las etapas de su vida, es lógico deducir que se practicaba intencionalmente en diversas culturas. La hipnosis era practicado por los pueblos desde la antigüedad, principalmente por los que se dedicaban al arte de curar. Esto puede apreciarse hoy en culturas primitivas que no se han asimilado aún a nuestra civilización.

Para ir comprobando que una persona vaya avanzando en el trance hipnótico, se hacen algunas pruebas o "tests". Los más populares son los siguientes:

Fijar una fecha límite para dejar el hábito del cigarrillo, evitar las situaciones asociadas al tabaco, combinar el tratamiento elegido con una dieta rica en fruta y no dejarse desanimar por las recaídas son los consejos que los médicos gallegos ofrecen a quienes quieren dejar los cigarrillos.

A veces es difícil definir el límite entre el estado de vigilia y el hipnótico. Sabemos que una persona puede estar conversando en un grupo de manera aparentemente normal y encontrarse hipnotizada por alguien.

Dormir más horas el sábado tras varias semanas de poco descanso puede dar una sensación reparadora, pero no significa que el cuerpo se ha recuperado. Nuevos datos muestran que la pérdida crónica de sueño no se cura fácilmente.

Las religiones orientales aceptan la realidad de la reencarnación. Cuando una persona muere, se le da cierto número de existencias para que regrese al mundo tridimensional y pague sus errores (karma), al mismo tiempo que la divinidad le premia (dharma) por las buenas acciones realizadas en vidas anteriores.

Lo hacen como un acto impensado que no se puede detener y que posiblemente cause daño a uno mismo o a otras personas. Durante el proceso de consumación, el paciente pasa por tensión, placer, satisfacción y después arrepentimiento. Si los impulsos nos superan, es necesaria ayuda especializada para solucionar el problema.

Son el ultimo grito del diván auxiliador y en la década de los ochenta reivindican haber servido para extraer, de las profundas simas de miles de conciencias, olvidados recuerdos de experiencias cercanas a la muerte, abducciones por extraterrestres, reencarnaciones, posesiones diabólicas y traumáticos abusos sexuales en la infancia. Pero cuando la moda de la hipnosis regresiva estaba en su punto culminante han comenzado a aparecer críticas frontales. No revivirían recuerdos olvidados sino que inducirían recuerdos falsos. La polémica esta servida.

Últimos artículos publicados en el Portal de Hipnosis