Portal de Hipnosis en Español
logo hipnosis

Portal de Hipnosis del Instituto Internacional
Círculo Aleph

El Instituto de Hipnosis más antiguo y prestigiado de Latinoamérica

Búsqueda hipnótica:
logo aleph

El duelo por la pérdida de un ser querido

El duelo es un proceso de adaptación a una nueva situación después de la pérdida. Aunque tradicionalmente se ha entendido el duelo como el proceso de tristeza asociado a la defunción de alguien cercano, hoy en día se sabe que todas las situaciones que conllevan una pérdida llevan asociado un proceso de duelo: que te despidan del trabajo, que te deje tu pareja, que tus hijos se vayan de casa…

A pesar de que nos han enseñado a ver la pérdida de un ser querido como una parte natural de la vida, cuando finalmente ocurre aún así nos puede abrumar el golpe y la confusión; lo que probablemente puede dar lugar a largos periodos de depresión y tristeza.

Es importante saber que todos reaccionamos de manera distinta a la muerte; también echamos mano de nuestros propios mecanismos de defensa para sobrellevar con el dolor que dicha perdida conlleva.

De hecho, la manera en que cada uno de nosotros sobrellevamos la pérdida de un ser querido depende de varios factores; entre estos: la tradición cultural, la edad o las creencias religiosas. Sin embargo, no existe una única forma de enfrentar el dolor.

Eso sí, se ha comprobado mediante investigaciones que el paso del tiempo permite a la mayoría de las personas recuperarse de la pérdida de un ser querido; en especial si cuenta con apoyo del entorno social y si mantiene hábitos saludables.

Hay que tener en cuenta que los síntomas del duelo no son solo emocionales, puede haber también síntomas físicos como cansancio extremo, pérdida del apetito o pérdida del deseo sexual.

El tiempo es clave en la superación del duelo. Algunas personas pueden tomarse más tiempo que otras, pero todos necesitamos darnos ese tiempo para hacernos a la idea de que esa persona ya no está y que debemos continuar nuestra vida. Se calcula que, como media, el tiempo está entre seis meses y un año. El nivel de afectación de la persona también variará entre unas y otras, la vida diaria de algunas no se verá prácticamente afectada, mientras que las de otras pueden alterarse profundamente. En todo caso, el entorno social de la persona será clave ya que ayudará a que pueda superarlo poco a poco y poder retomar su vida normal después del período de duelo.

No hay una estrategia que nos libre de ese dolor. Sin embargo, existen mecanismos, conductas y actividades que nos pueden ayudar a transitar el duelo de una manera más “armoniosa”.

Hay que quitarse la responsabilidad de tener que responder de la misma manera o tener que estar bien dentro de determinado período de tiempo.

Si bien no hay reglas, una persona que no puede retomar sus actividades cotidianas pasado el año de la muerte de ese ser especial, no está pudiendo sobrellevar la situación con naturalidad.

En ese caso la ayuda se hace necesaria.

Mi grabación “Activando el Poder Mental Superando el Duelo” contiene una sesión de reprogramación mental para facilitar el proceso incorporando a lo profundo de la mente las conductas, comportamientos y actitudes más esenciales para recuperar la serenidad y las ganas de seguir viviendo bien ante la pérdida de un ser querido. Como refuerzo, contiene también mensajes subliminales orientados como los de la sesión.

Activando el Poder Mental para superar el duelo

Algunas pautas importantes

Expresa tu dolor

Muchas veces ya sea porque tu familia o amigos no quieren verte mal o porque la sociedad no lo permite, sientes que debes superar tu dolor rápidamente.
Pero esto no es posible, el dolor de una muerte es muy grande y no debes ocultarlo o engañarte pensando en que lo vas a superar enseguida. Tu vida cotidiana cambiará y eso es natural.

Es normal sentir tristeza, rabia, frustración y hasta agotamiento.

Habla sobre la muerte de tu ser querido con amigos y colegas para poder comprender qué ha sucedido y recordar a tu amigo o familiar. Negarse que ocurrió la muerte lleva al aislamiento fácilmente y puede a la vez frustrar a las personas que forman su red de apoyo.

Siempre habrá una persona dispuesta a escucharnos y a compartir el dolor que sentimos por la ausencia de nuestro ser querido. Hablar de lo sucedido y de todas las emociones que esto deriva, es una forma de aceptar que nuestro ser querido ya no está y que sólo nos queda su recuerdo. Cuando no expresamos todas esas emociones de tristeza y frustración, podemos caer en un estado de aislamiento que nos afectará más en el duelo y hará sentir muy mal a quienes nos rodean.

Cuídate

Cuídate a ti y a tu familia. El profundo dolor que nos genera la pérdida de un ser querido nos puede hacer olvidar de cosas importantes como la buena alimentación, el ejercicio y todos esos buenos hábitos que mejoran nuestra calidad de vida. Es muy importante dar un paso a recuperar este estilo de vida, pues esto nos ayuda a salir del estado de depresión y evita que nos enfermemos.

Date ciertas oportunidades

Quizás te han invitado a una fiesta y crees que no sería oportuno dado que estás en duelo. Especialmente en otros tiempos, estaba mal visto que una persona asistiera a un evento si hace poco había perdido a un ser querido.

Nada tiene de malo que uses un color bonito, de esos que te transmiten alegría. Tampoco está mal asistir a una fiesta en la que puedas conversar y distraerte.

Eso no hará que tu dolor ni el recuerdo de persona desaparezcan ni mucho menos. Pero es beneficioso que al menos por un rato, puedas distraerte y pasar un rato ameno.

Procura hacer actividades que te distraigan y que te gusten, comparte con tus amigos y familiares, y dedica todos tus logros a esa persona que ya no está. Todas estas cosas te ayudarán a salir de la depresión y darás un paso muy importante a la superación.

Aunque perder a alguien es muy difícil y nos quita el deseo de seguir el ritmo normal de nuestra vida, la realidad es que la vida continúa y hay otras personas que también nos necesitan. Piensa en que tu ser querido siempre quiso lo mejor para ti y se alegrará de que puedas ser feliz a pesar de su ausencia.

Cuida tus decisiones

Intenta evitar tomar decisiones importantes de forma precipitada, en ocasiones la emoción es la que intenta controlar esa decisión y no siempre es la acertada y la más beneficiosa para nosotros.

Ayuda a otras personas que también lidian con la pérdida

Otra de las actividades para afrontar el duelo es ayudar a otras personas que también lidian con la pérdida de un ser querido.

Al ayudar a otros que estén atravesando por una situación como la tuya, te sentirás mejor. Además, compartir anécdotas sobre los difuntos puede ayudar a todos los involucrados a lidiar con la pérdida.

Recuerda que el duelo es un proceso

Finalmente, una de las cosas más importante que debes hacer es recordar que el duelo es un proceso. Dicho proceso tiene un inicio, un desarrollo y un final; y tarde o temprano podrás lograr salir adelante.

Prof. Sergio Valdivia Correa
Hipnoterapeuta
Profesor de Hipnosis Clínica y Profesional